Noticias

Crónica del “33º Saló Internacional del Còmic de Barcelona”.

 

Un año más, hemos dejado atrás el “Saló del Còmic de Barcelona”.

¡Por culpa de los magos, brujos y dragones no he podido sacar tiempo para hacer un resumen hasta ahora!

La magia del Saló hizo que durante los cuatro días que duró esta 33ª edición, del 16 al 19 de abril, se entremezclaran universos diferentes provenientes de lejanas galaxias. Cruzaron sus puertas 113.000 seres de todo tipo, tanto reales como salidos de las viñetas de los libros, mejorando incluso las cifras del año pasado.

Haciendo cola para entrar podías coincidir con hechiceros, robots, superhéroes, vampiros y criaturas interestelares como si formasen parte de la misma realidad y es que el Saló es capaz de hacernos creer que es normal que esto ocurra así.

Espero que a lo largo de las próximas líneas os pueda hacer llegar el espíritu que allí se vivía.

Disfrutad de las imágenes y de la lectura.

 

 

Como bien intuiréis, un año más con largas colas para entrar al evento. No obstante se ha notado una mejora en la organización y a pesar que se crearon enormes colas, no hubo el colapso de aforo de otros años. Se podía andar sin tener que pisar a nadie ni participar en combates épicos.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Este año el Saló se ha ubicado en un recinto de dos plantas. Dejando el primero para los stands comerciales, las conferencias y algunas exposiciones. Mientras que en el piso superior se encontraba la exposición principal, los stands de las asociaciones de ciencia ficción, otra zona de conferencias y las novedades en videojuegos.

Ante nosotros se abría una maravillosa aventura de ciencia ficción con tintes de fantasía, un lugar mágico en el que se respiraba ilusión y esfuerzo. Y es que este año, el salón giraba alrededor de la fantasía heroica y la ciencia ficción, de modo que uno de los platos fuertes de esta edición ha sido la impresionante exposición en torno a esta temática.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Ocupaba media planta y se dividía en varias secciones en las que podíamos disfrutar de muchísimos originales de distintos estilos: “Flash Gordon”, “Aliens”, “Predator”, “Dani Futuro”, “El Eternauta”, “Conan”… etc.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

En la parte central nos encontramos con unas vitrinas con material utilizado en las películas de Guillermo Del Toro (“El Espinazo del Diablo”, “Hellboy” y “El Laberinto del Fauno”)

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Merece una mención especial un apartado centrado únicamente en “Star Wars”, con una maqueta espectacular en la que se recrea la cantina, que es imposible que pase desapercibida para el visitante.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

También había una vitrina con merchandising oficial de coleccionismo.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Y junto a ellas un diorama sobre la saga realizado en Lego. Todo muy bien presentado y cuidado.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Haciendo un cambio galáctico, otro de los apartados que más llamaba la atención era el dedicado a “Juego de Tronos” con las portadas originales cedidas por Enrique Corominas, las figuritas de los personajes y una réplica del mítico Trono de Hierro para que los visitantes se fotografiaran sentados en él.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Además tenía el aliciente de que al lado se llevaba a cabo una lectura de fragmentos de dicha saga literaria, con acompañamiento musical de un trío de cuerda.

Por último haré una especial mención al stand de Gigamesh situado al lado de la muestra de “Juego de Tronos”En un Saló en el que prácticamente nadie regala nada, que grata sorpresa encontrarte en este stand ni más ni menos que a Enrique Corominas, ofreciendo y firmando de modo gratuito pósters e ilustraciones de la popular saga.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Por si todo esto fuera poco, se desarrollaron conferencias de divulgación científica con temas tan interesantes como la conquista del espacio o la física de los superhéroes.

Las más destacadas fueron la de David Saltzberg, asesor científico de la serie “The Big Bang Theory”, y otra a cargo de Michael Küppers, coordinador de la Misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

La ambientación era muy efectista así que lo mejor era dejarse absorber por el ambiente y acercarse a los stands de las distintas asociaciones.

Gracias al club de “Star Trek” era posible subirnos al puente de mando de la Enterprise y sentarnos junto al Sr. Spock en el sillón del Capitán Kirk.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

En el stand de la asociación de “Star Wars” hacernos una foto junto a un Ewok, conocer a Chewbacca y el resto de seres que por allí pululaban y disparar contra los soldados imperiales.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Aunque según parece no todos los rebeldes salieron indemnes del poder oscuro de Darth Vader…

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Para el disfrute de los amantes del “Dr. Who” estaba la Tardis a tamaño real, para que nos convirtiéramos en viajeros del tiempo. Aunque a mi lo que me llamó la atención fue el stand de una asociación de efectos especiales, que entre otras cosas tenía un escalofriante huevo de Alien.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

 

Vayamos al grano. ¿Qué más pudimos ver en esta última edición del Saló?

Nada más subir a la primera planta del recinto, nos encontramos con dos exposiciones que a mi parecer resultaban algo pequeñas y discretas. Ambas con motivo de celebración de su 75 aniversario, a un lado el Capitán América y al otro, el Joker.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Aunque lo que vi del Joker me gustó, creo que cumpliendo 75 años de maquiavélicas y enloquecidas carcajadas, este siniestro payaso se merecía algo más espectacular. Más si tenemos en cuenta que es uno de los villanos más icónicos dentro del mundo de los superhéroes.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Igualmente, este año se celebraba el 75 aniversario de unos los personajes más relevantes del cómic de género negro, nada más y nada menos que “The Spirit”, el detective enmascarado.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Su exposición estaba formada por alrededor de unos 40 originales donde se pudieron contemplar páginas de Will Eisner, uno de los grandes maestros de la novela gráfica estadounidense. Así como de otros autores que a posterior han continuado sus hazañas, como los catalanes Jordi Bernet y Daniel Torres.

Las páginas de “The Spirit” son un derroche de creatividad, fijaros en la forma que presenta el título y los créditos en la primera página de las historietas. Todo un alarde de ingenio y originalidad siempre tratado con un estimulante sentido del humor.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Hay que decir que la exposición estaba bien diseñada, pero estaba situada en el centro de una zona expositiva especialmente amplia que costaba más bien llenarse, viéndose así muy pequeñita.

No obstante, para mí, ver los orginales de Will Eisner ha sido uno de los grandes reclamos de esta edición.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Otra de las exposiciones de las que pudimos disfrutar fue “Cifré & Cifré”.

La que recordaba a dos autores de dos generaciones muy diferentes, Guillermo y Guillem Cifré, padre e hijo. Al cumplirse un año del fallecimiento del segundo.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Este salón del cómic ha rendido un merecido homenaje a uno de los grandes del humor gráfico de nuestro país; Jaume Perich, en conmemoración de los 20 años de su muerte. Con una selección de sarcásticas viñetas que lograban arrancarnos una sonrisa cuando no una carcajada.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

También había una exposición sobre “Anacleto, agente secreto”, obra de Manuel Vázquez aprovechando su recién adaptación cinematográfica.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Además pudimos ver una muestra sobre las autoras del cómic de la epoca del franquismo. Mostrándonos el trabajo que realizaron, mayoritariamente dirigido a mujeres, de temática romántica o cuentos de hadas para niños.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Entre las sorpresas, la entrañable muestra “Trànsits” dedicada al cómic en las Baleares. Entre sus originales había algunas tiras de “El Joven Lovecraft”, que por cierto, su autor estaba firmando en el Saló y tuvimos ocasión de conocer en persona.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Tampoco faltaron las exposiciones dedicadas a los ganadores de los premios de la pasada edición: Miguel Gallardo (Gran Premio), “Los surcos del azar” de Paco Roca (Mejor Obra), “Colmado Sánchez” de Clara Soriano (Autor Revelación) y al fanzine “Arròs Negre”.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Como veis, hemos tenido exposiciones para todos los gustos repartidas entre ambas plantas.

Por norma general, me han parecido interesantes, especialmente la macroexposición dedicada la fantasía y la ciencia ficción.

Solamente criticar la ubicación de algunas de ellas; especialmente la zona en que se reunían la mayoria de exposiciones de la planta baja, con la de Spirit en el centro, ya que las viñetas quedaban algo perdidas en un espacio tan grande.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Además de las múltiples exposiciones a lo largo del pabellón, teníamos los stands de las editoriales.

Por un lado los stands de las tiendas más grandes (Fnac, Corte Inglés…) junto a las editoriales más importantes, y a su alrededor las editoriales más pequeñas. Y prácticamente en todo momento atraían al público con la presencia de importantes autores.

He notado un cambio significativo en la zona comercial propiamente dicha y es que cada año hay menos stands especializados en material de saldo, fondos de librerías y artículos de segunda mano. Una lástima para los que nos gusta ir curioseando en busqueda de rarezas y pequeños tesoros por poco dinero.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

En cambio, hay cada vez más tiendas relacionadas con el manga, el anime y su merchandising, al igual que una sobresaturación de stands de camisetas.

Uno de los stands más llamativos era el de ECC en el que había prácticamente de todo, y algun merchandising realmente espectacular, como esta increíble estatua a tamaño real del Joker de Heath Ledger.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Como era de esperar, en el Saló también tenían su espacio los próximos estrenos cinematográficos de superhéroes: “Los Vengadores” y “Los 4 Fantásticos”.

La zona para videojuegos, estaba en la planta de arriba junto a la exposición temática. Allí se podía probar y jugar a distintas consolas de Sony y Nintendo, y participar en múltiples torneos.

Y una pequeña exposición sobre Zelda.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Para los que disfrutan con los concursos de disfraces, en esta edición se organizaron dos concursos de cosplay: uno dedicado a la ciencia ficción y fantasía heroica y otro centrado en los superhéroes.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Aunque es una afición más relacionada con los seguidores al Manga, cada vez va tomando más cuerpo entre los aficionados al cómic en general.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Como todos los años, uno de los atractivos mas importantes del certamen es la gran cantidad de autores invitados. Si tienes un poco de suerte y mucha paciencia para hacer colas interminables, puedes conocer a algunos de tus artistas favoritos y volver con sus firmas y dibujos dedicados.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Personalmente, me hubiera encantado conocer a Milo Manara, el maestro del erotismo, pero aunque lo intenté fue completamente imposible.

No obstante, tuve la agradable sorpresa de conocer a Ibañez y a Azagra, unos tipos geniales.

No puedo terminar esta crónica sin hacerme eco del gran premio del “33º Saló Internacional del Còmic de Barcelona”, el merecedor de dicho premio ha sido Enrique Sánchez Abulí, guionista y creador del mítico “Torpedo 1936”.

Espero que esta humilde crónica os haya servido para teletransportaros, en plan “Star Trek” y saciar vuestra curiosidad, así como echarle un ojo a tan magníficas exposiciones.

Con un dibujo que me dedicó Ibañez, concluyo mi repaso de este año.

 

33º Saló del Còmic de Barcelona

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar
Cerrar